Vaporización con el VOLCANO

La vaporización es el proceso de liberación de compuestos aromáticos de hierbas, especias y aceites esenciales sin quemar el material para producir humo. El Vaporizador VOLCANO funciona con tecnología patentada para calentar materiales correctamente y rellenar el globo de válvula con vapor (similar al vapor).

El vapor generado es altamente puro y no contiene subproductos de combustión peligrosa como el monóxido de carbono. El resultado es una pureza superior, un mejor sabor y un efecto convincente.

 

Vapor (humo) frente a fumo

La vaporización es el proceso de liberación del aroma y el sabor de hierbas, especias y aceites esenciales calentando el material con aire caliente. A diferencia del humo o la quema, la vaporización funciona con un calor suave, inferior al punto de combustión (quema)  (~280°C/540°F) de la madera.

El resultado es una neblina fina, similar al vapor. Dado que no se ha creado nada de humo, no se habrá generado nada de monóxido de carbono o subproductos nocivos. Todo lo que se libera es aroma y sabor esencial del material de la planta utilizada.

 

Aplicación

El Vaporizador VOLCANO es perfecto para una amplia gama de aplicaciones sensoriales. Desde la liberación de aromas y sabores de la aromaterapia a las mezclas, VOLCANO es el Vaporizador más versátil del mercado. Los controles precisos de temperatura calientan correctamente las hierbas, especias y aceites esenciales, de modo que se libera únicamente el aroma puro.

Nunca se produce humo ni se quema nada debido a que la temperatura siempre está por debajo del punto de combustión, garantizado.